Nuestra dirección: 6N171 Gary Avenue, Roselle, IL 60172

Confesión de Fe y Constitución

Confesión de Fe y Constitución

“Un Oasis de Esperanza en Cristo”

Artículo 1

Organización

El nombre de esta iglesia será “Iglesia Esperanza” de Roselle, Illinois.

 

Artículo 2

Declaración de la Visión

La Iglesia Esperanza existe para glorificar a Dios por alcanzando a personas a Jesús y ser miembros de Su familia, invitándolas a crecer y cambiar en la madurez como Cristo, y equipar a ellos para el servicio a Dios en la iglesia local y en la misión del mundo.

 

Artículo 3

Confesión de Fe

El siguiente resumen de nuestra fe es una adaptación de la Confesión de New Hampshire de Fe de 1833.

  1. De las Escrituras

Creemos que la Santa Biblia fue escrita por hombres, impulsados ​​por el Espíritu Santo, y es el tesoro perfecto de instrucción celestial (1), que tiene a Dios por autor, para su salvación final (2), y la verdad sin ninguna mezcla de error en su materia (3), que revela los principios por los cuales Dios nos juzgará (4), y por lo tanto es, y seguirá siendo hasta el fin del mundo, el centro verdadero de la unión cristiana (5) , y la norma suprema por la cual debe ser toda conducta humana, credos y opiniones probado (6).

  1.  2 Tim. 3:16-17, 2 Ped. 1:21; 1 Sam. 23:2; Hechos 1:16; 3:21; Juan 10:35, Lucas 16:29-31; Salmos. 119:11;. Rom 3:1-2
  2.  2 Tim. 3:15, 1 Ped. 1:10-12, Hechos 11:14; Rom. 1:16, Marcos 16:16, Juan 5:38-39
  3.  Prov. 30:5-6, Juan 17:17; Apocalipsis 22:18-19;. Rom 03:04
  4.  Rom. 2:12, Juan 12:47-48, 1 Cor. 4:3-4, Lucas 10:10-16, 12:47-48
  5.  Phil. 3:16, Ef. 4:3-6; Phil. 2:1-2, 1 Cor. 1:10, 1 Ped. 4:11
  6.  1 Juan 4:1; Isa. 8:20, 1 Tes. 5:21, 2 Cor. 8:05, Hechos 17:11, 1 Juan 4:6; Judas 3:5; Ef. 6:17; Salmos. 119:59-60; Phil. 1:9-11

 

  1. Del verdadero Dios

Creemos que no es uno, y sólo uno, Dios vivo y verdadero, infinito, Espíritu inteligente, Creador y Gobernante Supremo del cielo y la tierra (1); indeciblemente glorioso en santidad (2), y digno de todo honor posible , la confianza y el amor (3), que en la unidad de la Divinidad hay tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (4); iguales en toda perfección divina (5), y ejecutando oficios distintos pero armoniosos en la gran obra de la redención (6).

  1.  Juan 4:24; Salmos. 147:5; 83:18; Heb. 3:4; Rom. 1:20, Jer. 10:10
  2.  Éxo. 15:11; Isa. 6:3, 1 Ped. 1:15-16; Rev. 4:6-8
  3.  Marcos 12:30; Ap. 4:11; Mat. 10:37; Jer. 2:12-13
  4.  Mat. 28:19, Juan 15:26, 1 Cor. 12:4-6; 1 Juan 5:7
  5.  Juan 10:30; 5:17; 14:23; 17:05 10, Hechos 5:3-4, 1 Cor. 2:10-11, Fil. 2:5-6
  6.  Ef. 2:18, 2 Cor. 13:14; Apocalipsis 1:4-5; comp. 2, 7

 

  1. De la Caída del Hombre

Creemos que el hombre fue creado en santidad, sujeto a la ley de su Hacedor (1), pero por su transgresión voluntaria cayó de aquel estado santo y feliz (2), y en consecuencia de lo cual todas las personas son ahora pecadores (3), no por la fuerza , pero la opción (4), siendo por naturaleza enteramente desprovisto de la santidad que requiere la ley de Dios, positivamente inclinado al mal, y por lo tanto bajo justa condenación a ruina eterna (5), sin defensa ni excusa (6).

  1.  Génesis 1:27, 31; Eccl. 7:29, Hechos 16:26; Génesis 2:16
  2.  Gen. 3:6-24, Romanos 5:12.
  3.  Rom. 5:19, Juan 3:6; Salmos. 51:5, Romanos 5:15-19;. 08:07
  4.  Isa. 53:6, Génesis 6:12, Romanos 3:9-18.
  5.  Ef. 2:1-3, Rom. 1:18, 32; 2:1-16; Gal. 3:10; Mat. 20:15
  6.  Ez. 18:19-20, Rom. 1:20, 3:19; Gál. 3:22

 

  1. Por el Camino de la Salvación

Creemos que la salvación de los pecadores es totalmente de la gracia (1), a través de las oficinas mediadora del Hijo de Dios (2), que con el nombramiento del Padre, libremente tomó sobre sí nuestra naturaleza, pero sin pecado (3); honró la ley divina por su obediencia personal (4), y por su muerte hizo una expiación plena por nuestros pecados (5), que después de haber resucitado de la muerte, ahora está entronizado en el cielo (5), y uniendo en su persona maravillosa las más tiernas simpatías con perfecciones divinas, él es todos los sentidos calificado para ser un e suitabl, un compasivo y un Salvador todo suficiente (7).

  1.  Ef. 2:5; Mat. 18:11, 1 Juan 4:10, 1 Cor. 3:5-7, Hechos 15:11
  2.  Juan 3:16; 1:1-14; Heb. 4:14, 12:24
  3.  Phil. 2:6-7; Heb. 2:9, 14; 2 Cor. 5:21
  4.  Isa. 42:21, Fil. 2:8, Gal. 4:4-5, Rom. 3:21
  5.  Isa. 53:4-5; Mat. 20:28; Rom. 4:25; 3:21-26, 1 Juan 4:10, 2:2, 1 Cor. 15:1-3; Heb. 9:13-15
  6.  Heb. 1:8, 3; 8:1; Col. 3:1-4
  7.  Heb. 7:25, Col. 2:9, Heb. 2:18, 7:26, Sal. 89:19; Sal. 14

 

  1. De la Justificación

Creemos que el evangelio gran bendición que Cristo (1) asegurar s para los que creen en él no hay justificación (2), que justificación incluye el perdón de los pecados (3), y la promesa de la vida eterna en los principios de justicia (4 ), que se otorga, no en consideración de las obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino sólo por la fe en la sangre del Redentor (5), en virtud del cual la fe de su perfecta justicia es libremente imputada a nosotros de Dios (6) , que nos lleva a un estado de paz más bendita y el favor de Dios, y asegura cada bendición necesaria otra por el tiempo y la eternidad (7).

  1.  Juan 1:16; Ef. 03:08
  2.  Hechos 13:39; Isa. 3:11-12, Rom. 08:01
  3.  Rom. 5:9; Zac. 13:1; Mat. 9:6; Hechos 10:43
  4.  Rom. 5:17; Tito 3:5-6; 1 Ped. 3:7; 1 Juan 2:25, Rom. 5:21
  5.  Rom 4:4-5;. 5:21; 6:28; Phil. 3:7-9
  6.  Rom. 5:19, 3:24-26, 4:23-25, 1 Juan 2:12
  7.  Rom 5:1-3, 11;. 1 Cor. 1:30-31, Mat. 6:33, 1 Tim. 04:08

 

  1. De la gratuidad de la salvación

Creemos que las bendiciones de la salvación son gratis para todos en el evangelio (1), que es el deber inmediato de todos aceptarlos por una fe cordial, penitente y obediente (2), y que nada impide que la salvación de peor pecador de la tierra, sino su propia depravación inherente y rechazo voluntario del evangelio (3), que rechazo lo involucra en una condena agravada (4).

  1.  Isa. 55:1, Apocalipsis 22:17, Lucas 14:17
  2.  Rom. 16:26, Marcos 1:15; Rom. 1:15-17
  3.  Juan 5:40; Mat. 23:37; Rom. 9:32; Prov. 1:24, Hechos 13:46
  4.  Juan 3:19; Mat. 11:20, Lucas 19:27, 2 Tes. 01:08

 

  1. De la gracia en la regeneración

Creemos que, con el fin de ser salvados, los pecadores deben ser regenerado, o nacer de nuevo (1), que la regeneración consiste en dar un carácter sagrado a la mente (2), que se lleva a cabo de una manera por encima de nuestra comprensión por el poder del Espíritu Santo, en conexión con la verdad divina (3), a fin de asegurar nuestra obediencia voluntaria al evangelio (4), y que su evidencia apropiada aparece en los frutos santos del arrepentimiento y la fe, y la novedad de vida (5 ).

  1.  Juan 3:3, 6-7, 1 Cor. 1:14; Apocalipsis 8:7-9; 21:27
  2.  2 Cor. 5:17, Ez. 36:26, Deut. 30:6, Rom. 2:28-29; 5:5; 1 Juan 4:7
  3.  Juan 3:8, 1:13; Santiago 1:16-18, 1 Cor. 1:30, Fil. 2:13
  4.  1 Ped. 1:22-25, 1 Juan 5:1, Ef. 4:20-24, Col. 3:9-11
  5.  Ef. 5:9;. Rom 8:9; Gál. 5:16-23, Ef. 3:14-21, Mat. 3:8-10; 7:20, 1 Juan 5:4, 18

 

  1. De arrepentimiento y fe

Creemos que el arrepentimiento y fe son deberes sagrados, y también gracias inseparables, labradas en el alma por el Espíritu regenerador de Dios (1), por lo cual estar profundamente convencidos de nuestra culpa, peligro y desamparo, y del camino de salvación por Cristo (2), nos volvemos a Dios con sincero arrepentimiento, la confesión y súplica por misericordia (3), al mismo tiempo, con ganas de recibir al Señor Jesucristo como nuestro Profeta, Sacerdote y Rey, y confiando en él como el único y todo suficiente Salvador (4).

  1.  Marcos 1:15, Hechos 11:18; Ef. 2:8, 1 Juan 5:1
  2.  Juan 16:8, Hechos 2:37-38; 16:30-31
  3.  Lucas 18:13; 15:18-21; Santiago 4:7-10, 2 Cor. 7:11; Rom.10 :12-13; Sal. 51
  4.  . Romanos 10:9-11, Hechos 3:22-23: Heb. 4:14; Salmos. 2:6; Heb. 1:8, 8:25, 2 Tim. 1:12

 

  1. Del propósito de Dios de la Gracia

Creemos que la elección es el propósito eterno de Dios, de acuerdo a lo que graciosamente regenera, santifica y salva a los pecadores (1), que es perfectamente compatible con el libre albedrío del hombre, que abarca todos los medios en relación con el extremo (2 ), que es una muestra más glorioso de la bondad soberana de Dios, que es infinitamente libre, sabia, santa e inmutable (3), que es absolutamente excluye la jactancia y promueve la humildad, el amor, la oración, la alabanza, la confianza en Dios, y activa imitación de su misericordia gratuita (4), que fomenta el uso de medios en el grado más alto (5), que puede ser comprobada por sus efectos en todos los que verdaderamente creen en el evangelio (6), que es el fundamento del cristiano garantía (7), y que para determinar lo que se refiere a nosotros mismos exige y merece suma diligencia (8).

  1.  2 Tim. 1:8-9, Ef. 1:3-14; 1 Ped. 1:1-2, Rom. 11:5-6, Juan 15:15, 1 Juan 4:19; Hos. 12:09
  2.  2 Tes. 2:13-14, Hechos 13:48; Juan 10:16; Mat. 20:16, Hechos 15:14
  3.  Éxo. 33:18-19; Mat. 20:15; Ef. 1:11, Rom. 9:23-24: Jer. 31:3, Rom. 11:28-29, Santiago 1:17-18, 2 Tim. 1:9; Rom. 11:32-36
  4.  1 Cor. 4:7, 1:26-31, Rom. 3:27; 4:16; Col. 3:12, 1 Cor. 3:5-7; 15:10; 1 Ped. 5:10, Hechos 1:24, 1 Tes. 2:13, 1 Ped. 2:9, Lucas 18:7, Juan 15:16; Ef. 1:16, 1 Tes. 2:12
  5.  2 Tim. 2:10, 1 Cor. 9:22; Rom. 8:28-30, Juan 6:37-40, 2 Ped. 1:10
  6.  1 Tes. 1:4-10
  7.  Romanos 8:28-30; Isa. 42:16, Rom. 11:29
  8.  2 Ped. 1:10-11, Fil. 3:12; Heb. 6:11

 

  1. De la santificación

Creemos que la santificación es el proceso por el cual, de acuerdo a la voluntad de Dios, somos hechos partícipes de su santidad (1), que es un trabajo progresivo (2), que se comienza en la regeneración (3), y que se lleva a cabo en los corazones de los creyentes por la presencia y el poder del Espíritu Santo, Sellador y Consolador, en el uso continuo de los nombrados medios-especialmente la Palabra de Dios, el autoexamen, la abnegación, la vigilancia y oración (4).

  1.  1 Tes. 4:3; 5:23, 2 Cor. 7:1; 13:9; Ef. 01:04
  2.  Prov. 4:18, 2 Cor. 3:18, Heb. 6:1; 2 Ped. 1:5-8; Phil. 3:12-16
  3.  Juan 2:29, Romanos 8:5;. Juan 3:6; Phil. 1:9-11, Ef. 1:13-14
  4.  Phil. 2:12-13, Ef. 4:11-12, 1 Pedro. 2:2, 2 Ped. 3:18, 2 Cor. 13:05, Lucas 11:35; 9:23; Mat. 26:41; Ef. 6:18, 4:30

 

  1. De la Perseverancia de los Santos

Creemos que sólo los que perseveran hasta el fin son los verdaderos creyentes (1), para que su adhesión perseverante a Cristo es la gran marca que los distingue de los profesores superficiales (2), para que un especial de relojes providencia más de su bienestar (3); y son guardados por el poder de Dios mediante la fe para la salvación (4).

  1.  Juan 8:31, 1 Juan 2:27-28, 3:9, 5:18
  2.  1 Juan 2:19, Juan 13:18; Mat. 13:20-21, Juan 6:66-69; 17:09 Job
  3.  Rom. 8:28; Mat. 6:30-33; Jer. 32:40; Sal. 121:3; 91:11-12
  4.  Phil. 1:6; 2:12-13; Judas 24-25; Heb. 1:14, 2 Reyes 6:16; Heb. 13:5; 1 Juan 4:4
  5. De la armonía de la Ley y el Evangelio

Creemos que la ley de Dios es la norma eterna e invariable de su gobierno moral (1), que es santo, justo y bueno (2), y que la incapacidad que las Escrituras atribuyen a los hombres caídos para cumplir sus preceptos surge totalmente de su amor al pecado (3); para librarlos de la cual, y para restaurarlos a través de un mediador sincero a la obediencia a la ley santa, es un gran final del evangelio, y de los medios de gracia relacionados con el establecimiento de la iglesia visible (4).

  1.  Rom. 3:31; Mat. 5:17, Lucas 16:17; Rom. 3:20, 4:15
  2.  Rom. 7:12, 7, 14, 22; Gal. 3:21; Salmos. 119
  3.  . Romanos 8:7-8; Josh. 24:19, Jer. 13:23; Juan 6:44; 5:44
  4.  Rom. 8:2, 4; 10:4; 1 Tim. 1:5, Heb. 8:10; Judas 20-21; Heb. 12:14; Mat. 16:17-18, 1 Cor. 12:28

 

  1. De un EvangelioIglesia

Creemos que una Iglesia visible de Cristo es una congregación de creyentes bautizados (1), asociados en un pacto en la fe y el compañerismo del evangelio (2), observando las ordenanzas de Cristo (3), provista de leyes propias (4), y el ejercicio de los dones, derechos y privilegios investidos en ellos por su Palabra (5), que está a sólo oficiales escriturales son pastores y ancianos, y deaconos (6), cuyas calificaciones, reclamaciones y funciones están especificadas en las cartas a Timoteo y Tito.

  1.  1 Cor. 1:1-13; Mat. 18:17, Hechos 5:11; 8:1; 11:31, 1 Cor. 4:17, 14:23, 3 Juan 9, 1 Tim. 03:05
  2.  Hechos 2:41-42, 2 Cor. 8:05, Hechos 2:47, 1 Cor. 5:12-13
  3.  1 Cor. 11:2; 2 Tes. 3:6; Rom. 16:17-20, 1 Cor. 11:23; Mat. 18:15-20, 1 Cor 5:6; 2 Cor. 2:7, 1 Cor. 4:17
  4.  Mat. 28:20, Juan 14:15; 15:12, 1 Juan 4:21, Juan 14:21, 1 Tes. 4,2; 2 Juan 6; Gal. 6:2; todas las Epístolas
  5.  Ef. 4:7, 1 Cor. 14:12; Phil. 1:27, 1 Cor. 12:14
  6.  Phil. 1:01, Hechos 14:23; 15:22; 1 Tim. 3, Tito 1

 

  1. Por el Bautismo y la Cena del Señor

Creemos que el bautismo cristiano es la inmersión en agua del creyente (1), al nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo (2), para manifestar, en un emblema solemne y hermosa, nuestra fe en el crucificado, sepultado y resucitado Salvador, con su efecto en nuestra muerte al pecado y resurrección a una nueva vida (3), y que el bautismo es el signo visible de pertenencia al Cuerpo de Cristo (4). Creemos que la Cena del Señor, los creyentes en Jesús, por el uso sagrado del pan y el vino, son para conmemorar juntos el amor de Cristo agonizante (5), precedida siempre por solemne auto-examen (6).

  1.  Hechos 8:36-39; Matt. 3:5-6, Juan 3:22-23; 4:1-2; Mat. 28:19, Marcos 16:16, Hechos 2:38; 8:12; 16:32-34; 18:08
  2.  Mat. 28:19, Hechos 10:47-48; Gal. 3:27-28
  3.  Rom. 6:4, Col. 2:12; 1 Ped. 3:20-21, Hechos 22:16
  4.  Hechos 2:41-42; Matt. 28:19-20, Hechos y Epístolas
  5.  1 Cor. 11:26; Mat. 26:26-29, Marcos 14:22-25, Lucas 22:14-20
  6.  1 Cor. 11:28; 5:1, 8; 10:3-32; 11:17-32, Juan 6:26-71

 

  1. Por el Día del Señor

Creemos que el primer día de la semana es el Día del Señor ‘s (1) y se ha de mantener sagrada a fines religiosos (2) por la preparación para que el reposo que queda para el pueblo de Dios (3).

  1.  Hechos 20:7; Gen. 2:3; Col. 2:16-17, Marcos 2:27; Juan 20:19, 1 Cor. 16:1 – 2
  2.  Éxo. 20:8; Apocalipsis 1:10; Salmos. 118:24
  3.  Isa. 58:13-14; 56:2-8; Sal. 119:15; Heb. 10:24-25, Hechos 11:26; 13:44; Lev. 19:30; Éxodo. 46:3 y Lucas 4:16, Hechos 17:2, 3; Sal. 26:8, 87:3, Heb. 4:3-11

 

  1. Del Gobierno Civil

Creemos que el gobierno civil es de cita divina para los intereses y buen orden de la sociedad humana (1), y que los magistrados se oró por, conciencia honrada y obedecida (2), con la única excepción de las cosas frente a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo (3), que es el único Señor de la conciencia, y el príncipe de los reyes de la tierra (4).

  1.  Rom. 13:1-7; Deut. 16:18; 1 Sam. 23:3; Éxo. 18:23; Jer.30: 21
  2.  Mat. 22:21, Tito 3:1, 1 Ped. 2:13, 1 Tim. 2:1-8
  3.  Hechos 5:29; Matt. 10:28; Dan. 3:15-18, 6:7-10, Hechos 4:18-20
  4.  Mat. 23:10; Rom. 14:4; Apocalipsis 19:16; Sal. 72:11; Sal. 2, Rom. 14:9-13
  5. De los justos y los injustos

Creemos que hay una diferencia radical y esencial entre los justos y los impíos (1), tal que sólo a través de la fe son justificados en el nombre del Señor Jesucristo, y santificados por el Espíritu de nuestro Dios, son verdaderamente justos en Su estima (2), mientras que todos los que siguen en la impenitencia e incredulidad son a sus ojos malvados, y bajo la maldición (3), y esta distinción tiene entre los hombres dentro y después de la muerte (4).

  1.  Mal. 3:18; Prov. 12:26; Isa. 5:20; Génesis 18:23; Jer. 15:19, Hechos 10:34 – 35, Rom. 6:16
  2.  Rom. 1:17, 7:06, 1 Juan 2:29; 3:7; Rom. 6:18, 22; 1 Cor. 11:32; Prov. 11:31; 1 Ped. 4:17-18
  3.  1 Juan 5:19; Gál. 3:10, Juan 3:36; Isa. 57:21; Sal. 10:4; Isa 55:6-7
  4.  Prov. 14:32, Lucas 16:25; Juan 8:21-24; Prov. 10:24; Lucas 12:4-5; 9:23 – 26; Juan 12:25-26; Eccl. 3:17, Mat. 7:13-14

 

  1. Por el Mundo por Venir

Creemos que el fin del mundo se acerca (1), que en el día postrero Cristo descenderá del cielo (2), y resucitar a los muertos de la tumba a la retribución final (3), que una separación solemne entonces se llevará a cabo (4), que los impíos serán sentenciados al castigo eterno, y los justos al gozo sin fin (5), y que este juicio se fijará para siempre el estado final de los hombres en el cielo o en el infierno, en los principios de justicia (6).

  1.  1 Ped. 4:7, 1 Cor. 7:29-31, Heb. 1:10-12, Mat. 24:35, 1 Juan 2:17; Mat. 28:20; 13:39-40; 2 Ped. 3:3-13
  2.  Hechos 1:11; Ap. 1:7, Heb. 9:28, Hechos 3:21, 1 Tes. 4:13-18, 5:1-11
  3.  Hechos 24:15, 1 Cor. 15:12-59, Lucas 14:14; Dan. 12:2; Juan 5:28-29; 6:40; 11:25-26; Tim 2. 1:10, Hechos 10:42
  4.  Mat. 13:49, 37-43; 24:30-31; 25:31-33
  5.  Mat. 25:35-41, Apocalipsis 22:11, 1 Cor. 6:9-10, Marcos 9:43-48, 2 Ped. 2:9, Judas 7; Phil. 3:19; Rom. 6:32, 2 Cor. 5:10-11, Juan 4:36, 2 Cor. 4:18
  6.  Rom. 3:5-6; 2 Tes. 1:6-12; Heb. 6:1-2, 1 Cor. 4:05, Hechos 17:31, Rom. 2:2-16; Rev. 20:11-12, 1 Juan 2:28; 4:17

 

Artículo 4

Pacto de la Iglesia

 

Dios, por su gracia y el amor soberano omnipotente solo, me ha llevado a arrepentirme de mis pecados y creer en Jesucristo, confiando sólo en él como mi Salvador y Señor. Como alguien que ha sido bautizado como creyente en Cristo, deseo de unirse a esta familia de la iglesia. Por lo tanto, entrar en una relación de pacto con los miembros de esta iglesia. En dependencia humilde hasta en el Espíritu Santo, me esfuerzo para perseguir los siguientes:

(1)                 Para reunirse para servicios de todos y cada uno de cada Día del Señor, como el Señor me dará la oportunidad, para servir y glorificar a Él en Su adoración, la edificación de unos a otros y trabajar juntos por el bien de su iglesia

(2)                 Para guardar diligentemente la verdad, la defensa de la norma de las sanas palabras registradas en la Escritura y se refleja en nuestra Confesión de Fe

(3)                 Para   sinceramente buscar el rostro de Dios en oración   tanto privados como corporativos para el placer de su presencia, las necesidades de los santos, para la limpieza personal y corporativa del pecado y la santidad en nuestro camino de santificación, y por un avivamiento personal y corporativo como quiere darlo.

(4)                 Para evitar la participación en cualquier sociedad secreta que viola las Escrituras ni nuestra confesión de fe

(5)                 Para apoyar de todo corazón, el amor y el cuidado de los ministerios de la iglesia y miembros, ofreciendo: mis oraciones, mis regalos financieros de los diezmos y las ofrendas, mi servicio

(6)                 Dar testimonio con valentía del Señor Jesucristo, viviendo una vida transformada y proclamando el evangelio que el Señor guíe mis pasos

(7)                 Perseguir activamente la santidad personal ante Dios en el cumplimiento del gran mandamiento – amar a Dios supremamente ya mi prójimo como Cristo nos ha amado

(8)                 Para promover la unidad de la iglesia, al ser un pacificador con todos en el cuerpo de Cristo

(9)                 Para seguir con respeto a los ancianos y otros líderes de esta Iglesia, confiando y apoyando su liderazgo a medida que seguimos a Cristo

(10)             Para someterse humildemente a la disciplina de la iglesia, cuando se acercó amablemente arrepentirse del pecado personal, y amorosamente restaurar otros que enredarse en el pecado si ellos procedan al arrepentimiento

(11)             Para ser activo en la labor de los ministerios de la iglesia local, a menos que providencialmente obstaculizado

(12)             También propósito de mantener la familia y el culto privado, y si Dios me ha dado hijos, para formar a mis hijos de acuerdo a la Biblia, a caminar con cuidado en el mundo, para ser justo en mis tratos, fieles en mis compromisos, y en mi conducta apropiada , para evitar habladurías, sin hablar lo que es malo, y para evitar la ira injusta, abstenerse de toda forma de actividad que deshonran mi Señor Jesucristo, causan tropiezo a un hermano en la fe o dificultan llevar un alma a Cristo, a ser celosos en mis esfuerzos por promover la causa de Cristo nuestro Salvador, y para darle preeminencia en todas las cosas.

(13)             También propósito de proteger la estructura bíblica de la familia y la santidad de la vida, afirmando que el matrimonio es entre un hombre y una mujer unidos por Dios, que el hombre no lo separe.

(14)             Me propongo además de animar a mis hermanos del compañero en la bendita esperanza del regreso de nuestro Señor, para vigilar a los otros en amor fraternal, para recordar unos a otros en la oración, para ayudarse mutuamente en la enfermedad y la angustia, para cultivar la simpatía cristiana en los sentimientos y la cortesía en el discurso, a ser tardos para ofendernos, pero siempre listo para la reconciliación.

(15)             Yo, además, propósito que si me quito de este lugar, voy a buscar lo más pronto posible para unirse a otra iglesia de la misma fe y práctica en la que se puede llevar a cabo el espíritu de este pacto y otros principios de la Palabra de Dios.

Este pacto que hago en la presencia de Dios Todopoderoso, que escudriña todos los corazones, con una verdadera intención de cumplir con mis obligaciones, como voy a responder en el último día, cuando los secretos de todos los corazones serán revelados. Yo humildemente suplicamos al Señor que me fortalezca con su Espíritu Santo para este fin, y para Su gloria y honor.

 

Artículo 5

Afiliación

Sección I: Establecimiento de Membresía

La membresía de Iglesia Esperanza estará integrado por personas cuya solicitud haya sido aprobada y aceptada por el Consejo de Ancianos, después de haber dado testimonio de su fe en el Señor Jesucristo para el pastor o uno de los Ancianos. Cada miembro se compromete a vivir de acuerdo con la confesión de la Iglesia de la Fe, Pacto, Declaración de la Visión y la Constitución. Después de su aceptación, los nuevos miembros serán presentados a la congregación por el pastor principal o uno de los ancianos de afirmación en la reunión de los diputados o mensual de uno de los servicios de la iglesia de adoración regulares. La membresía de la iglesia incluirá activos, asociados y miembros inactivos.

 

  1.  Miembros Activos

La membresía activa estará integrada por los miembros que manifiesten un interés activo en el bienestar y el ministerio de la iglesia a través de la asistencia y participación, oa través de la actividad misionera equivalente. Un socio activo debe tener ningún otro compromiso que impidan la lealtad a la Iglesia oa las creencias, principios y políticas a las que tenemos.

 

2.  Miembros Asociados

Miembro Asociado podrá hacerse extensiva a aquellos residentes temporales, tales como estudiantes, misioneros, o situaciones especiales de los titulares de membresías regulares en otras partes, que de otra manera cumple con los requisitos para ser Miembro Activo. Los Miembros Asociados tendrán derecho a participar en todas las funciones y actividades de la Iglesia, pero no se incluirán en los miembros votantes.

 

3.  Los miembros inactivos

Miembros inactivos se compone de aquellos miembros a quienes les resulta imposible retener su estatus de miembro activo a través de la asistencia regular o participación, o que están en proceso de disciplina de la iglesia. Los miembros inactivos no tienen derecho de voto.

 

4.  Votar Miembros

Cualquier miembro activo de esta Iglesia, que tiene 18 años o más tiene derecho a votar sobre cualquier asunto de la Iglesia, a menos que se restrinja la ley. Los misioneros no se contará como parte de los miembros votantes, excepto en aquellas ocasiones en que las circunstancias lo permitan para que estén presentes en las reuniones de los Miembros.

 

Sección II: La eliminación de la Membresía

 

Durante el sexto mes del año de la iglesia, y en el momento en que sea necesario, el Consejo de Ancianos revisará la lista de miembros.

1. Los miembros cuyo interés en el bienestar y en el ministerio de la Iglesia ha dejado claro, será a voto del Consejo de Ancianos, que eliminar de la lista de miembros, siempre y cuando los intentos razonables han sido previamente hecha para restaurarlos. Estas medidas se comunicarán a la iglesia congregación en la reunión hábil siguiente regularmente programada.

2. Cuando un miembro se enfrenta a un cambio en su capacidad de cumplir con los requisitos de su estado de membresía actual, es deseable que dicho Miembro tomar la iniciativa de solicitar un cambio en la condición de miembro, según corresponda. Los miembros que, después de la advertencia de vencimiento, persisten en un estilo de vida que está en contradicción con los principios cristianos y que sean perjudiciales para la reputación y el ministerio de la Iglesia, hayan abandonado, el voto del Consejo de Ancianos, que eliminar de la lista de miembros. Dicha acción se informará a la congregación de la iglesia en la reunión hábil siguiente regularmente programada.

 

Sección III: Restauración de la Membresía

Cualquier miembro inactivo que se reanuda la asistencia y participación, y que cumplan con los requisitos para la pertenencia activa, puede ser restaurado a la pertenencia activa a solicitud escrita o verbal, a reserva de la aprobación y la aceptación del Consejo de Ancianos. Dicha acción se informará a la iglesia congregación en la reunión hábil siguiente regularmente programada.

 

Artículo 6

Gobierno de la Iglesia

 

Sección I: Consejo de Ancianos

1. Forma del principio Gobierno Eclesiástico

Así como los creyentes individualmente deben tratar de gobernar sus vidas nes directriz de dado en la Escritura, organismos eclesiales deben seguir las instrucciones de s criptural y precedentes de gobernarse a sí mismos. La forma de gobierno para personas mayores, según se establece en el Nuevo Testamento, es, a nuestro juicio, no sólo es potencialmente la forma más satisfactoria de gobierno de la Iglesia, pero también es la forma de gobierno que más se sigue el ejemplo de las Escrituras. Así como seguir los principios bíblicos que la persona pueda vivir una vida cristiana exitosa, siguiendo las directrices bíblicas en cuanto a gobierno de la Iglesia permitan una Iglesia con más eficacia ministro dentro y fuera del cuerpo local de creyentes. Esto no quiere decir que un presbiteriano jerárquico, o la forma congregacional de gobierno de la Iglesia no puede ser bendecidos o usados ​​por Dios: historia de la Iglesia demuestra que, obviamente, puede ser, a menudo en formas grandes. Sin embargo, creemos que es la forma de gobierno de la iglesia primera de que se presenta como nuestro modelo Biblico (Hechos 14: 23; 15:2, 4, 6, 22, 23:16:04; 20:17; Tito 1:5 , 1 Pedro 5:1-5).

2.  Quien Selecciona Liderazgo de la Iglesia?

Se nos dice en el Nuevo Testamento que Dios está íntimamente involucrado en la distribución de los dones espirituales entre los creyentes para la edificación del cuerpo de la Iglesia. Efesios 4:11 – 12 dice:

 “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”

A medida que el Espíritu Santo está involucrado en el otorgamiento de regalos para el liderazgo, la edificación y ánimo con la iglesia, vemos que Él también está directamente implicado en el llenado de la posición de liderazgo en los órganos de s Iglesia particular. En Hechos 20:28, hablando a los ancianos de la iglesia en Éfeso, Pablo hizo esta declaración:

“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.”

En otras palabras, los Ancianos de la Iglesia de Éfeso fueron nombrados, no sólo por los hombres, sino por el Espíritu Santo. El papel humano en la selección de los Ancianos es reconocer, por su conocimiento, estilos de vida y la madurez espiritual, aquellos a quienes el Espíritu Santo ha elegido para liderar. Como creyentes hoy en día, debemos buscar a las personas que, por su vida, demuestran que están calificados para ser ancianos.Directrices para definir y reconocer las cualidades espirituales que un futuro élder debe cumplir se encuentran en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9. Esto se trata de su carácter actual.

 

3. Cualidades de un anciano

1.. Él debe ser intachable (1 Timoteo 3:2, Tito 2:7), es decir, libre de culpa o de buena reputación.No iba a haber ningún motivo para acusar a este hombre de conducta cristiana inadecuada.

  1. El mus t ser el marido de una sola mujer (1 Timoteo 3:2, Tito 1:6), que no es un polígamo.En una cultura donde el hombre frecuentemente cohabitado con más de una mujer, Paul necesario dejar muy claro que un anciano en la Iglesia iba a ser un “hombre de una sola mujer” –
  1. Él debe ser templada (1 Timoteo 3:2, Tito 1:8), es decir, auto-controlado.No debe ser un hombre que es esclavo de sí mismo y de los deseos de la carne.
  1. Debe ser prudente (1 Timoteo 3:2, Tito 1:8), es decir, sensible, inteligente y equilibrada en el juicio.No se debe dar a las decisiones rápidas y superficiales basadas en el pensamiento inmaduro.
  1. Él debe ser respetable (1 Timoteo 3:2), es decir, debe tener una vida ordenada.Él debe demostrar buena conducta.
  1. Él debe ser hospitalario (1 Timoteo 3:2, Tito 1:8), es decir, debe ser generoso y dispuesto a compartir sus bendiciones con los demás.Su vida familiar y la vida personal debe caracterizarse por “hospitalidad”.
  1. Él debe ser capaz de enseñar (1 Timoteo 3:2, Tito 1:9), es decir, para comunicar la verdad de Dios a los demás -“Exhortar con doctrina sonidos” de una manera no-argumentativo (2 Timoteo 2:24-26).
  1. No debe ser dado al vino (1 Timoteo 3:3, Tito 1:7), es decir, no debe ser “adicto” al vino.
  1. No debe ser agresivo, pero suave (1 Timoteo 3:3, Tito 1:7), es decir, no debe ser ap atención a la violencia física erson, sino uno que se caracteriza por la paciencia y la ternura.
  1. Él no debe ser contencioso (1 Timoteo 3:3), es decir, no dados a la pelea y la argumentación egoísta.
  1. Debe estar libre del amor al dinero (1 Timoteo 3:3, Tito 1:7, 1 Pedro 5:2), es decir, no “codicioso de ganancias deshonestas”, o “codicioso de ganancias deshonestas”, o tacaño con sus bendiciones materiales.
  1. Debe ser una persona que maneja bien su casa, teniendo a sus hijos sujetos con toda dignidad (1 Timoteo 3:4, Tito 1:6), es decir, debe tener el respeto de su familia y ser reconocido como el der lea de la casa.Pablo añade: “Porque si alguien no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?” (1 Timoteo 3:5,NVI)
  1. No debe ser un recién convertido (1 Timoteo 3:16), es decir, uno que es un nuevo cristiano y un bebé en Cristo.Tiene que ser un creyente maduro y uno obviamente que ha sido cristiano por un período de tiempo – al menos el tiempo suficiente para demostrar la realidad de su conversión y la profundidad de su espiritualidad.
  1. Él debe tener una buena reputación con los que están fuera de la Iglesia (1 Timoteo 3:7), es decir, los no creyentes también deben respetar su carácter e integridad.
  1. No debe ser obstinado (Tito 1:7), es decir, alguien que se enfada rápidamente y “pierde los estribos”.Él debe estar en control de su propio espíritu.
  1. Debe amar lo que es bueno (Tito 1:8), es decir, no debe seguir después y desean lo que está mal y el pecado.Él debe ser el tipo de persona que quiere hacer la voluntad de Dios en todo.(1 Pedro 5:2)
  1. Él debe ser justo (Tito 1:8), es decir, debe ser justa e imparcial.Debe ser una persona que puede hacer juicios objetivos sobre la base de los principios. Esto también implica que él es el que cuidadosamente obedece a las leyes de la tierra.
  1. Él debe ser devoto (Tito 1:8), es decir, santo y separado del pecado.
  1. Se debe mantener la palabra fiel (Tito 1:9), es decir, que debe ser estable en su fe y obedecer la Palabra de Dios en todos los aspectos.Él no debe ser hipócrita, enseñando una cosa y viviendo otra.Esto también implica que él está dotado de discernimiento, capaz de aplicar cuidadosamente la Palabra de Dios a las situaciones complejas de la vida.

 

5. Funciones de un anciano

  1.  Se debe ayudar a pastorear el rebaño de Dios (1 Pedro 5:2, Hechos 20:28; 1 Timoteo 3:5), es decir, debe cuidar de la Iglesia. Como un pastor que supervisa a un rebaño de ovejas, que es proteger al pueblo de Dios en contra de los falsos maestros (Hechos 20:28-30). Él es cumplir con sus necesidades y ayudarlos en todo lo que puede.
  1.  Él no es Señor sobre los que están a su cargo, pero él va a ser un ejemplo para el rebaño (1 Pedro 5:3), es decir, es no utilizar su cargo para beneficio egoísta o para demostrar las actitudes dictatoriales. Más bien, él es predicar con el ejemplo-, obviamente, un ejemplo de Cristo, como se demuestra en las calificaciones que acabamos de enumerar.
  1.  Él es enseñar y exhortar (1 Timoteo 3:2, Tito 1:9)., Es decir, para instruir y advertir a los cristianos una parte importante del “pastoreo” La responsabilidad es alimentar al rebaño de Dios.
  1.  Él debe refutar los que contradicen la verdad (Tito 1:9), es decir, para hacerle frente a los que enseñan falsa doctrina. Él es desenmascarar a los que están “enseñando cosas que no deberían enseñar” (Tito 1:11).
  1.  Él es la gestión de la Iglesia de Dios (1 Timoteo 3:5), es decir, a la Iglesia y supervisar la administración de los asuntos de la Iglesia. Él debe ser un hombre que puede “gobernar bien” (1 Timoteo 5:17).
  1.  Él es orar por los enfermos (Santiago 5:14-15), es decir, junto con los otros ancianos de la Iglesia, que es ir a donde están los enfermos, unge con aceite como una señal de que eres hijo de Dios, y orar por su bienestar espiritual y físico.

 6.  Funciones adicionales del Consejo de Ancianos

  1. Para elegir a un Presidente, Vicepresidente, Secretario y Tesorero cada año en la primera reunión, después de la Reunión Anual.
  1. Establecer políticas y determinar las prácticas de la Iglesia.
  1. Deberán proporcionar orientación y dirección de los Comités y de los oficiales para asegurar la coordinación y la armonía en las actividades de la Iglesia.
  1. Para recibir y examinar todos los informes y recomendaciones presentados por los Pastores, juntas, comités y personal.
  1. Se examinarán los solicitantes de miembros de la Iglesia.
  1. En el primer Consejo de Ancianos reunión después de la elección, deberá establecer todos los comités necesarios para el funcionamiento eficaz.Cada Comité estará compuesto por un Consejo de Ancianos miembro para servir de enlace.
  1. Para ayudar al pastor / maestro en la administración del bautismo y la comunión.
  1. Servir y nombrar Comité de Buscar un Pastor cuando sea necesario.
  1. A los efectos del Código Civil, el Consejo de Ancianos se conocerá y actuar como los Directores de la Corporación, la celebración de la confianza que todos los bienes, muebles e inmuebles, de Iglesia Esperanza.Los inmuebles no se pueden comprar, vender o gravar menos que sea autorizado por una mayoría de dos tercios en una llamada normal o especialmente Reunión miembros de la congregación.
  1. Ejercer la supervisión general de las finanzas de la Iglesia y los asuntos de la iglesia de la propiedad.
  1. Recomendar a los Miembros de la adquisición o enajenación de bienes inmuebles o artículos no presupuestados.
  1. Para participar en la disciplina de los miembros descarriados cuando así lo estiman necesario, actuando en favor de la reconciliación.

7.  Elección de Ancianos

  1.  Los ancianos deben ser escogidos de entre los hombres de la Membresía de la Iglesia que tienen un interés en ser un anciano y están demostrando un estilo de vida que cumple con las normas mencionadas anteriormente. El Consejo de Ancianos se compondrá de aquellos hombres que están calificados, sin número determinado de mantener.
  1.  Ancianos potenciales pueden ser recomendados por el Consejo de Ancianos o recomendados por los Miembros de la Iglesia. Todos los candidatos para personas mayores serán examinados por el Consejo de Ancianos. Nombres de los candidatos se publicará en orden alfabético en anticipación, a fin de que la Congregación para evaluar. Si no hay ninguna objeción para el candidato, el Consejo de Ancianos se debe contactar antes de la Reunión Anual o Especial. Si el Consejo de Ancianos lo encuentra digno que será presentado a la Membresía de la Iglesia para su voto de afirmación.
  1.  En consonancia con los mandatos de la Biblia no señor autoridad, el voto de las dos terceras partes del quórum que se necesita para aprobar la recomendación del anciano. Si cada candidato de más edad no recibe un voto positivo de la afirmación, el nombre de los candidatos será retirado y el candidato no ser nombrado.
  1.  Cada anciano debe ser confirmado por la Congregación cada tres años.
  1.  La Membresía de la Iglesia puede pedir, y obtener aclaraciones sobre las cuestiones o decisiones tomadas por el Consejo de Ancianos.
  1.  La Membresía de la Iglesia pueden cuestionar las decisiones o las políticas instituidas por el Consejo de Ancianos. Es responsabilidad del Miembro de la Iglesia a examinar las Escrituras para ver si las decisiones y políticas bíblico (Hechos 17:11). Además, es responsabilidad del miembro de interrogatorio, que se comunique primero cualquier anciano o pastor según Mateo 18:15-17 y Efesios 4:15-16. Si es necesario, una reunión solicitada se estableció para discutir cualquier pregunta con el Consejo de Ancianos.
  1.  Los miembros d e la Iglesia puede asistir a cualquier reunión del Consejo de Ancianos, previa notificación a la Oficina de la Iglesia. La Junta se reserva el derecho a entrar en sesión ejecutiva en cualquier momento y sin observadores.

 

8. Mesa del Consejo de Ancianos

El Consejo de Ancianos elegirá su propia Mesa y establecer derechos en consonancia con las necesidades de la Iglesia Esperanza.

  1. Presidente: El Presidente presidirá todas las reuniones del Consejo de Ancianos que se lleven a cabo de acuerdo con los principios bíblicos tal como se establece en Filipenses 2:2-8 y 1 Corintios 14:40.El Presidente, en ausencia del Pastor, se encargará de la dirección de la Iglesia. El Presidente del Consejo de Ancianos se encargará de la primera reunión de todos los consejos y comités dentro de los treinta días siguientes a la Reunión Anual con fines de organización.
  1. Vicepresidente: El Vicepresidente asumirá todas las funciones arriba enumeradas del Presidente en su ausencia.
  1. Secretario: El Secretario mantendrá o hará que se mantenían las actas de todas las reuniones del Consejo de Ancianos y reuniones congregacionales y adjuntará a dicha Acta toda la correspondencia oficial relativa a dichas reuniones.Él tendrá a su cargo la obligación de dar aviso apropiado a la Congregación de las reuniones anuales y especiales.
  1. Tesorero: El Tesorero deberá llevar y mantener, o hacer que se mantuvo y mantiene registros adecuados y correctos de todos los dineros recaudados por la Iglesia, y la presentación de un informe financiero en la Junta Anual de Miembros.Registros adecuados y libros sobre los fondos entrantes y salientes se llevarán y los registros y libros estarán disponibles para la auditoría o inspección dentro de un plazo razonable por el Consejo de Ancianos.

 

9. Reuniones y Quórum

El Consejo de Ancianos llevarán a cabo reuniones regulares de los miembros una vez al mes y Reuniones Extraordinarias en cualquier otro momento a lo solicitado por el Pastor / Maestro o el Presidente de la Junta. La mayoría de los Miembros de la Junta constituirán quórum.

 

Sección II: Juntas y Comités adicionales

1. Diáconos

Los diáconos estará compuesta por miembros que reúnan las condiciones descritas en 1 Timoteo 3:8-13. Los diáconos serán responsables del cuidado y la supervisión financiera, así como el mantenimiento de las propiedades físicas, para ayudar a los ancianos, según sea necesario en el cuidado general espiritual de la Iglesia, y realizar otras tareas que le asigne el Consejo de Ancianos.

2.   Comités

El Consejo de Ancianos establecerá los comités todos y cada uno, formados por miembros de la Iglesia activos, necesarios para el efectivo ministerio de la Iglesia. Los Comités varían en número, propósito y duración del servicio según se considere apropiado por el Consejo de Ancianos. Cada Comité será responsable ante el Consejo de Ancianos. A petición del Consejo de Ancianos de cada Comité presentará actas o informes escritos del progreso. Cada Comisión elegirá un Presidente y demás funcionarios en la primera reunión convocada después de la Reunión Anual de la Iglesia y mantener minutos precisos.

 

4. Junta de Misiones

La Junta de Misiones será responsable de la difusión del Evangelio a los que no están normalmente en contacto con nuestro programa de la Iglesia regular. La Junta de Misiones asistirá al Consejo de Ancianos por considerar las recomendaciones de la Junta de Misiones a su atención y, al servir como una base más amplia de un abogado. Sus funciones ampliadas se especifican en la Política de Misiones.

5. Condiciones del servicio:

  1.  Los miembros de los diáconos y miembros electos de la Junta de Misiones serán elegidos por un período de tres años, con aproximadamente un tercio de los miembros de cada ser elegido cada año.
  1.  Todos los demás funcionarios / Coordinadores serán elegidos por un mandato de dos años.

 

Artículo 7

Pastor Principal

Sección I: Elecciones

El Pastor / Maestro serán seleccionados por el Consejo de Ancianos y confirmado por los miembros de la Iglesia en Junta Extraordinaria de Miembros convocada por el Consejo de Ancianos. Sólo un candidato se considerará a la vez. Un anuncio de una reunión especial se efectuará en los servicios de dos domingos anteriores. El e-tercera parte de los miembros activos, 18 años o más de edad (artículo 5, Sección I, D) constituirá el quórum. La votación se hará por votación secreta. Tres cuartas partes (75%) voto favorable del quórum es necesario extender una llamada.

Sección II: Requisitos

El Pastor de la Iglesia Esperanza debe ser un hombre que da una clara evidencia de un llamado al ministerio del Evangelio. Tiene que estar calificado y entrenado espiritualmente para ser el líder espiritual de la Iglesia. Debe estar de acuerdo con las doctrinas, los principios y políticas de la Iglesia tal como se establece en los artículos 2, 3, y 4.

 Sección III. Deberes

El Pastor / Maestro será un miembro ex-oficio de todos los equipos, juntas y comités y será responsable ante el Consejo de Ancianos. El Pastor / Maestro tomará las medidas necesarias para, y / o conducta, todos los servicios públicos y regular de la Iglesia y será responsable de la supervisión general del bienestar espiritual de la Iglesia (2 Timoteo 4:1-2).

 

Sección IV: Cese de la relación

El cese de la relación con el pastor de la Iglesia se considerará en cualquier momento en cualquiera de las siguientes condiciones:

1. Renuncia

En la presentación de la renuncia del pastor.

2. Suelte

  • Por recomendación unánime de los Ancianos, o
  • Al iglesia voto de al menos las dos terceras partes de los miembros activos elegibles.

 

3.  Condiciones

El Consejo de Ancianos determinará las modalidades de cesación. Normalmente, se procederá a la indemnización de tres meses de salario y beneficios.

 

Artículo 8

Pastor Interino

 

Sección I: Recomendación de Ancianos

Si el cargo de pastor principal esté vacante, el Consejo de Ancianos se encargará de llenar la vacante púlpito cada domingo. El Consejo de Ancianos también, si lo estima necesario, recomendar un pastor interino de la iglesia. El pastor interino será confirmado por voto mayoritario de dos tercios de los miembros activos elegibles.

 

Sección II: Consideraciones Especiales

El pastor interino no podrá formar parte del Consejo de Ancianos o el Comité de Búsqueda Pastoral de modo que no existe ningún conflicto de intereses. Cualquier remuneración dada al pastor interino será decidida por el Consejo de Ancianos. La liberación del Pastor Interino se produce cuando un pastor se llama, o en cualquier momento que determine el Consejo de Ancianos.

Artículo 9

Otros Pastores en la Iglesia

Otros pastores someterán a la misma elección y cese de los procedimientos de relación en virtud del artículo 7. Ellos se hacen las funciones que pueden ser esbozados por el Pastor y el Consejo de Ancianos.

Artículo 10

Calendario de la Iglesia

 

Sección I: Año Fiscal

El año fiscal de la Iglesia será del 1 de julio al 30 de junio inclusive.

 

Sección II: Términos de oficina

La duración del mandato será del 1 de julio al 30 de junio inclusive.

 

Artículo 11

Las reuniones de la Iglesia

Sección I: Reuniones de Miembros mensuales

Reuniones mensuales de los miembros de la Iglesia para escuchar los informes y de las operaciones de cualquier empresa especial, que normalmente se celebra el último miércoles de cada mes a menos que se especifique lo contrario por los Ancianos.

 

Sección II: Reuniones Anual de Miembros

S Reunión Anual de Miembros de la Iglesia para la audiencia de informes, la elección de la Mesa, y las transacciones de negocio, tales como, naturalmente, vendrá delante de ella, que normalmente se celebra el tercer miércoles del mes de abril.

 

Sección III: reuniones convocadas

Reunión Extraordinaria de los Miembros s pueden ser convocadas por el Pastor, por mayoría de votos del Consejo de Ancianos, o por solicitud, por escrito presentado ante el Consejo de Ancianos (Firmada por al menos el 10% de los miembros votantes). La notificación de las reuniones se hará en el boletín de la iglesia y desde el púlpito al menos en los dos domingos anteriores a la fecha de la reunión. La naturaleza de la empresa se ​​hará constar en la convocatoria.

 

Sección IV: Procedimiento

Un moderador, generalmente el Pastor o un miembro del Consejo de Ancianos, presidirá s Reunión de todos los miembros. Las reuniones se llevarán a cabo de manera ordenada de acuerdo a 1 Corintios 14:40. A menos que se especifique lo contrario, todos los elementos del negocio se decidirán por mayoría de votos.

 

Sección V: Quórum

Treinta y tres por ciento de los miembros votantes constituirá el quórum para la transacción de negocio a menos que sea requerido.

 

Artículo 12

Ministerio Manual

A Manual Ministerio deberá estar preparado, aprobado por el Consejo de Ancianos, y se mantiene como una guía de instrucción en varios ministerios de la Iglesia y operaciones. El manual incluirá descripciones de puestos y funciones específicas de cada Ministerio, Oficina y el Comité de Iglesia Esperanza.

 

Artículo 13

Licencia y Ordenación

Sección I: Licencias

Hombres calificados pueden solicitar una licencia ministerial para el Estado de Illinois a través de la Iglesia, cuando sea apropiado. Dichas solicitudes se remitirán al Consejo de Ancianos para su consideración.

 

Sección II: Ordenación

Los hombres que desean la ordenación al ministerio del Evangelio harán una solicitud al Consejo de Ancianos. La solicitud será remitida al Consejo de Ancianos para su consideración. Si es aprobada por una mayoría de dos tercios del Consejo de Ancianos, un Consejo de Ordenación del Consejo de Ancianos y si se desea Ancianos otros, pastores o líderes laicos serán llamados para examinar el candidato. Por recomendación del Consejo de Ordenación, la Iglesia públicamente ordenar al candidato y le presente un Certificado de Ordenación, tras una votación de la afirmación de dos tercios de los votos mayoría en la reunión de los diputados llamados correctamente.

Sección III: Procedimiento

Un moderador, generalmente el pastor o un miembro del Consejo de Ancianos presidirá s Reunión de todos los Miembros. Las reuniones se llevarán a cabo en una manera ordenada de acuerdo a 1 Corintios 14:40. A menos que se especifique lo contrario, todos los elementos del negocio se decidirán por mayoría de votos.

 

Sección IV: Quórum

Treinta y tres por ciento de los miembros votantes constituirá el quórum para la transacción de negocio a menos que sea requerido.

 

Artículo 1 4

La pureza de doctrina y conducta

Sección I: Doctrina

Ninguna persona, mientras que ocupa una oficina de la iglesia u otro cargo de servicio que está bajo los auspicios o la jurisdicción de la Iglesia, enseñar o no activamente propagar una doctrina que es contraria a cualquier doctrina expuesta en la Confesión de Fe (artículo 3). Cualquier persona que viole esta sección aparentemente puede ser suspendida de su cargo o puesta de servicio por parte del Consejo de Ancianos, mientras que la investigación de cualquier violación. Separación del cargo se producirá si dicha violación no es corregida.

 

Sección II: Conducta

  1.  Miembro de la Iglesia

Si se comete un pecado bíblico del procedimiento siguiente se llevarán a cabo.

  • Ir al individuo solo para restaurar, varias veces si es necesario.
  • Si no hay arrepentimiento, tomar dos o tres testigos para establecer los hechos y la restauración intento.
  • Si no hay arrepentimiento, los Ancianos formalmente irá a la persona impenitente, para abogar por la obediencia a las Escrituras.Si no hay arrepentimiento, los Ancianos informará a la persona impenitente que el asunto será llevado ante la Iglesia, para que puedan recibir instrucciones de cómo llegar y tratar de restauración. No habrá apelación ante un tribunal de ese decisión (1 Corintios 5:6, 8)
  • Si no hay arrepentimiento, los Ancianos informará a la Iglesia de cese del impenitente de los Miembros de la Iglesia.
  • Él / ella será considerado como una persona inconversa y el compañerismo como un hermano cristiano / hermana se retirará.
2. Anciano

La disciplina debe seguir el procedimiento tal como se define en 1 Timoteo 5:19-20.

Restauración y Perdón

La iglesia debe restaurar a la comunión plena en el perdón a aquellas personas que muestren evidencia satisfactoria de arrepentimiento (2 Corintios 2:6-8; 7:9-11). Las personas deberán colocarse nuevamente en una reunión congregacional debidamente convocada por recomendación de los Ancianos y de dos tercios de los miembros presentes y votantes (Gálatas 6:1). Todo el proceso de la disciplina eclesiástica descrito anteriormente se llevarán a cabo y cumplir con un espíritu del amor cristiano, cuidado y sensibilidad (Mateo 18:16-18; Rom 16:17;. 1 Cor 5:1-13;. Gal 6:1;. 2 Tesalonicenses 3:6, 14-15; 1 Tim 6:3-5; Tito 3:10).

 

Artículo 15

Enmiendas

Sección I: Los artículos 3 y 4

Los artículos 3 y 4 de este Convenio podrán ser modificados por la mayoría del noventa por ciento de los votos emitidos, siempre que cada miembro de la votación ha sido plenamente informado y tenga los medios y la oportunidad de votar.

 

Sección II: todos los demás artículos o secciones

Todos los demás artículos o secciones de la presente Constitución podrá ser revisado o modificado después de la aprobación del Consejo de Ancianos y por una mayoría de dos tercios de los miembros presentes y votantes en cualquier reunión regular o especial llamado debidamente a tal efecto. Notificación por escrito de la enmienda propuesta será dada por lo menos dos semanas antes de dicha reunión.

 

Artículo 16

La disolución de la Iglesia

Sección I: Requisitos para la disolución

La Iglesia Esperanza puede disolverse después de la aprobación del Consejo de Ancianos y por mayoría de votos el noventa por ciento de los miembros votantes.

 

Sección II: Disposición de Bienes

En caso de disolución, después de todas las deudas se pagan, las propiedades de la Iglesia remanente, tanto muebles como inmuebles, y todo lo recaudado a partir de allí, se le dará sin costo alguno para el uno o mas, los no-denominacionales, evangélicas, libres de impuestos religiosos organizaciones. La(s) organización(es) beneficiaria(s) deberá(n) ser recomendada(s) por el Consejo de Ancianos y aprobada(s) por una mayoría de dos tercios (66%) de los miembros votantes.